viernes, 18 de marzo de 2011

En mi mundo disparate.

Vivo en un un mundo disparate
con sombreros-serpiente,
donde hay hormigas gigantes
y diminutos elefantes.

En mi mundo disparate
los niños gobiernan
y los adultos en pañales
acompañan a los canes.

En mi mundo disparate
una ballena en la pecera
un tiburón en el jardín
una casa bajo el agua
una roca para dormir.

En mi mundo disparate
las sombras del revés
al caminar por el techo
en un suspiro de placer.

En mi mundo disparate
sonreimos al enfadarnos
lloramos al reirnos
nos sonrojamos con mirarnos
nos queremos al odiarnos.

En mi mundo disparate
revelamos los secretos
escondemos los aullidos
de un bostezo que nos sale
al dormirnos un lobito.

En mi mundo disparate
perdedores triunfadores
timadores honorables
malvados entrañables.

En mi mundo disparate
un pulpo en el garaje
en honor a Gloria Fuertes
este poema chirriante.

martes, 15 de marzo de 2011

Miscelánea del libro "Making Movies"


World's Highest Standard of Living, 1937 (Margaret Bourke-White)

"a poet needs to discipline himself every day"(Basho).

You look at the sun. Then you return home and you can't work, you're impregnate with all that light (Jonas Mekas)

"I used to break into pet shops to liberate the canaries. But I decided that was an idea way before its time. Zoos are full, prisons are overflowing... oh my, how the world still dearly loves a cage." (Harold and Maude)

domingo, 13 de marzo de 2011

...y que el océano nos quede grande.


Todos vivimos en peceras:
grandes, pequeñas, frustantes,
bonitas y perfectamente decoradas que nos hacen olvidar lo que realmente son,
pero tarde o temprano caemos en la cruda realidad,
donde nuestra nariz choca con un cristal imaginario
mientras alguien con más poder que nosotros
golpea sonriendo al otro lado del cristal.

Peceras de costumbres, estereotipos, injusticias,
o juicios apresurados, infundados y puramente superficiales.

Hay veces que llega la libertad
y de repente nos enfrentamos, solos, a la inmensidad del océano,
que nos da la libertad,
pero a su vez nos desconcierta por ser totalmente desconocido.
Donde puede aguardarnos un depredador en cualquier rincón,
o una pequeña luz en la oscuridad
puede ser un reclamo para meternos en la boca del lobo de mar.
Sin embargo, nos compensa la belleza desconocida y salvaje
con una amalgama de colores desconocidos,
donde nos sentimos flotar
y el agua de la felidad inunda todos los poros de nuestra piel.

martes, 1 de marzo de 2011

Autorretrato: Adjetivos y frases que me definen.


Soñadora: lo que me lleva a imaginarme a imaginarte, seas quien seas, conocido o desconocido. Últimamente más desconocido, lo que me da lugar para soñarte más y más. Entonces caigo en la cuenta de que lo malo de los buenos sueños (reales o no) es que siempre despiertas.
Artista (o el intento de serlo), porque el arte, o lo que sea que yo hago, es un desahogo donde algunos pintan el mundo más bello o, en mi caso, lo miro a través de una cámara de fotos donde intento captar los bonitos instantes, que se nos escapan entre los dedos.
Risueña, porque sonreir con los labios y, sobretodo, con la mirada, muchas veces nos hace sentir completos y nos lleva a darnos cuenta de que, aunque hemos esperado todo el día para encontrarnos con esos ojos, ha merecido la pena.
Aprendiz, porque no me canso de tropezarme una y otra vez pero siempre volviendo a levantarme.

Cabezona, paranoica, tímida, sensible, polémica, luchadora, irritante a veces, otras paso desapercibida, romántica, egocéntrica cuando algo me gusta, y un sin fin de adjetivos que forman mis luces y mis sombras.
Aunque siempre, los últimos que tienen las palabras para definirme son los que más me conocen (o creen conocerme).