lunes, 6 de septiembre de 2010

Si pudiera...


Si pudiera saltar de un sitio del mundo a otro, con la misma facilidad con el que mi dedo recorre la bola del mundo.
Si pudiera aspirar la brisa del mar en un lugar que sólo he pisado en mis sueños y observado en fotografías.
Si pudiera encontrarme al lado de quienes tanto necesito con sólo mencionar su nombre.
Si pudiera tocar el cielo con los dedos...
A veces no estoy en el lugar que quiero con la persona que quiero, pero la vida te compensa por ello.
No estoy junto al mar viéndolo reflejado en unos ojos tan conocidos como lejanos, del color del mar y cambiantes como un día de lluvia, pero estoy compartiendo risas con personas en un lugar que queda muy lejos de allí, donde el olor a salitre es sustituido por el olor a café y chocolate al son de buena música. Entonces siento, que la vida te compensa...
...entonces vuelvo a sentir que no estoy sola.